El sector financiero

El consumo de oro lo relacionamos con joyas y relojes. Sin embargo, en 2010 fue el sector financiero el que demandaba más de la tercera parte de la producción . Los bancos comerciales y centrales invierten fuertemente en oro por ser la inversión más segura.

Son inimaginables las toneladas de oro que están estructuralmente guardadas en los bancos para que la economía del Norte tenga una reserva relativamente segura para respaldarla en tiempos difíciles. Mundialmente, el sector oficial almacenó 73 toneladas de oro en 2010, lo que constituyó un giro en un largo periodo de venta de oro. El banco central belga poseía en 2010 una reserva de oro de 227 toneladas. Pero a lo largo de la historia del oro ¿qué impacto ha sufrido el Sur a raíz de los intentos del Norte de crear una situación relativamente estable?

Además de esto, los bancos comerciales promueven con sus clientes las posibilidades de inversión en transnacionales mineras como una de las inversiones más seguras e interesantes.

Probablemente no es realista prescindir del oro como último recurso financiero. Nuestro principal objetivo es convencer a la sociedad civil y al consumidor de la importancia de invertir en proyectos más sostenibles que la minería de oro.

Incluso el Banco Mundial y la UE son culpables de realizar inversiones que terminan en proyectos mineros dañinos. A la mina de cobre Montani en Zambia el Banco Europeo de Inversiones (BEI) le otorgó un préstamo de 48 millones de euros para promover el desarrollo de Zambia. Esto a pesar de que la mina ha tenido efectos en su mayoría desastrosos para el medio ambiente y es criticada a causa de sus débiles políticas sociales. El Banco Mundial invirtió millones en una carretera asfaltada hacia la notoria mina Marlin en Guatemala. Esta carretera, que atraviesa varias comunidades y que a diario es transitada por muchos camiones pesados, es la causa de grandes rajaduras en las paredes de viviendas al lado de la carretera.

El discurso de la inversión en oro se basa parcialmente en imagen y mito; por condiciones históricas el oro siempre ha sido objeto de la avaricia cegada por la ‘fiebre de oro’. Esta imagen  es determinante en el papel actual del oro en el mundo financiero. Pero vemos por ejemplo que el oro es mucho menos rentable que las acciones a largo plazo y el precio del oro tampoco sube despacio y continuamente. Actualmente, nos encontramos en un periodo de fuerte aumento del precio del oro. Este hecho también se dio en la década de los 80 (aunque en menor medida) y acabó con una tremenda desilusión cuando los inversionistas poseídos por la fiebre del oro vieron cómo descendía su precio y se quedaba estancado durante 25 años.

El papel del mundo financiero no se debe subestimar en el contexto de la problemática del oro. En la última década el oro ha resultado ser una excelente inversión al dispararse su precio por las nubes. En tiempos de crisis, la situación en  Oriente Medio, la eurocrisis, los mercados crecientes en Asia etc., el oro constituye una salida segura. Es por eso que se seguirá  invirtiendo en oro mientras no exista una alternativa equiparable. Por lo tanto el mundo financiero siempre será un actor en la problemática minera.